QUÍENES SOMOS

Visión

El Ministerio de Restauración Alas de Libertad, tiene como visión abrazar la familia de Dios en una unidad de Cuerpo por medio del discipulado; formando y equipando líderes y ministros (apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros) para el servicio del ministerio, bajo el fundamento apostólico y profético por medio de la palabra de Dios; para ganar almas perdidas y para la extensión del reino de Dios.

Guiándolos a una conversión genuina en santidad, por medio de la sanidad, la restauración; en la comunión con el Espíritu Santo de Dios; para su edificación Espiritual por medio de los dones.

Para llevarlos a la restauración de los estados del alma: en el área espiritual, sentimental, emocional, físico, intelectual, familiar y financiero.

El Ministerio cuenta con diferentes departamentos,  los cuales están a su vez dirigidos por colaboradores que están siendo formados y discipulados bajo la visión dada por Dios.

Cada departamento trabaja en unidad a la visión apostólica, en sujeción y unidad como cuerpo de Cristo, para desarrollar las actividades específicas, en función de una misma misión.

Para de esta manera extender la visión por medio de los ministerios en las naciones.

PROPÓSITO

Que los servidores de Dios, seamos en las manos del Padre Celestial, instrumentos de justicia, para que las vidas y las familias puedan vivir conforme al orden y la voluntad de nuestro Dios.

De la manera como esta escrito:

ISAIAS 57: 18-19 He visto sus caminos; pero le sanaré, y le pastorearé, y le daré consuelo a él y a sus enlutados; produciré fruto de labios: Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová; y lo sanaré.

Lo que nuestro Dios dice, es que hay esperanza para el hombre y su familia, que encuentre en su palabra una promesa de bendición, para un cambio de vida, por medio del testimonio de su hijo, al morir  por los pecados de la humanidad.

Por que en Jesus el hijo de Dios, vemos nuestra reconciliación con Dios, para encontrar en El, la paz.

EFESIOS 2: 13-15 Pero ahora en Cristo Jesús,  vosotros que en otro tiempo estabais lejos,  habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.Porque El es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz.

Todos los derechos reservados Ministerio Cristiano Alas de Libertad